Trabajo colaborativo

Hola a tod@s:

Creo que es momento para una breve reflexión sobre esta competencia que algunos expertos insisten en implantar en las aulas de nuestro México lindo y querido. Por supuesto, nadie niega que es necesario dar algunos pasos en ese sentido pues los empresarios extranjeros insisten en que ese es uno de nuestros mayores problemas.

Además, quien ha estado en una aula frente a un grupo sabe de lo difícil que es convencer a la mayoría de nuestros alumnos para que trabajen en equipo. Lograrlo sería una panacea para cualquier profesor pues reduciría el tiempo que debe dedicarse a la revisión de trabajos escritos o tareas elaboradas en forma individual.

Caso curioso, casi todos los alumnos que se resisten a integrarse con sus compañeros son quienes obtienen los mejores promedios y se caracterizan por ser modelo de virtudes (digo se resisten, porque aquellos que normalmente no cumplen con sus obligaciones, no tienen el menor empacho para ser parte de un equipo; pues saben que tienen mayores posibilidades de obtener una calificación sin mayor esfuerzo).

Es común presenciar exposiciones en las cuales falta contenido “porque le tocaba a X y no lo hizo o no vino”. También trabajos incompletos o reunidos de último momento precariamente; sin portadas, índice o conclusiones. El caso extremo es recibir trabajos realizados individualmente por los alumnos que no pudieron, supieron o quisieron trabajar con los compañeros que conocen como incumplidos. Entonces, ¿qué hacer para lograr el objetivo? Me refiero a la integración de equipos y la supervisión de los trabajos de todos los integrantes. No sólo la repartición de temas u objetos de estudio o investigación; cuestión muy socorrida en nuestra práctica cotidiana.

Bueno, pues creo que el inicio está en nuestras manos. Es decir, para lograr un trabajo verdaderamente colaborativo se requiere que nosostros (formadores de las nuevas generaciones) estemos dispuestos a trabajar en ese sentido. ¿No es curioso que los profesores nos convertimos en los peores alumnos cuando estamos del otro lado? Cuando vamos a los cursos o alguna actividad de actualización incurrimos en los lugares comunes que observamos en nuestros jóvenes:

1. Protestamos por todo. Es más, como ya somos unos expertos, “qué me pueden enseñar.”

2. No queremos movernos de nuestro lugar de confort. Si estamos en aula, me pego a la banca. no quiero integrar equipos.

3. Cuando ya no hubo remedio y estoy con mi equipo, no participo pues los demás no saben lo que yo y no es conveniente desgastarme en explicarles lo que tienen o deben hacer.

4. Muchas veces entregamos la actividad por separado. Si me preguntan, no sé. Si me piden opinión sobre lo discutido “estoy de acuerdo con ustedes“. No sabemos de enriquecer nuestro conocimiento compartiendo y escuchando a los otros mortales. En los cursos en línea nunca respondemos los correos de los compañeros pues tenemos muchas otras ocupaciones. Es paradójico que cuando escuchamos a nuestros alumnos exponer alguna justificación para un trabajo no realizado decimos: “tu primera responsabilidad es la escuela” o “a mi sólo me interesa mi materia”.

Obviamente, este problema será trasladado a los salones. Pido a mis alumnos que trabajen en equipo, pero al interior de la planta docente de mi institución (pública o privada) me quejo de mis compañeros. Y al final, como colofón, afirmamos:

“Como no saben trabajar en equipo, por eso yo trabajo solo”

¿Qué tal?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Textos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Trabajo colaborativo

  1. betty dijo:

    Hola Diego y estimados compañeros,
    afortunadamente el mundo va en ese sentido. Todos los trabajos requieren ya la habilidad para trabajar en equipo. El uso intenso de tecnologías nos permite estar mas comunicados que nunca y ya no es necesario “verse” para realizar algún trabajo. Conocí a un médico que desde aquí por cuestiones de viaje monitoreaba a sus pacientes y trabajaba en conjunto con su equipo medico. La cuestión insalvable del aprendizaje colaborativo es cuando la persona de plano no se integra , en el salón de clase me parece menos difícil que en ambientes virtuales porque en estos últimos simplemente no tenemos a la persona y como la mayoría de las veces la comunicación es asincrónica pues nos enteramos de que abandono el curso después de que este ha sido evaluado. El uso de documentos colaborativos en drive me parece fenomenal porque puedo estar revisando si hay participación o de quien ya sea como docente o como estudiante, sin embargo la falta de voluntad para seguir trabajando en un equipo no se remedia con nada o tal vez me equivoque , si alguien sabe de algún remedio contra eso compártanlo.

    saludos a todos.
    Betty

    • Diego Ibarra dijo:

      Bueno, Betty:
      En el sentido que lo plantea, por supuesto que no hay un remedio. Es prácticamente imposible ir en contra de las pasiones o hábitos de las personas. Me parece que lo único que podemos hacer es insistir con nuestros compañeros para que se integren. Siento que el asunto pasa por una cuestión educativa…

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s